Barrancos. Guara. 19/20 de Octubre 2019. Crónica.

El finde del 19-20 de octubre, teníamos planificados en calendario: Barrancos por Guara.
En estas fechas ya se sabe… o hace un día buenísimo… o llega el otoño y las lluvias.
Después de estudiarnos el libro de barrancos de Guara entero, de ver mil posibilidades y mirar la meteo un montón de veces al día (pues cambiaba cada momento y daban bastantes lluvias…), nos decidimos por hacer barranco el sábado y el domingo descansar.
El barranco elegido fue las Palomeras del Flumen, bello barranco que discurre entre las Peñas Amán y San Miguel (el Salto del Roldán).
Después de revisar una vez más la meteo (y ver que no daban tormentas para la noche de antes ni para esa mañana…) y de llamar al SAIH para preguntar si iban a echar alguna suelta de agua del embalse de Cienfuens, nos decidimos a hacerlo.
La aproximación parte del parking del salto del Roldán, a lado de la Peña de San Miguel, de ahí se baja al río, viendo la Peña Amán por una parte nada conocida a los que hemos ido allí de excursión.
Cuando comienza el barranco, es abierto, pero bien bonito, con muchas formaciones y las peñas a los lados, pero en poco rato, el río se estrecha y comienzan los estrechos donde el agua se canaliza en un sitio muy angosto (en algunos sitios, de menos de un metro).
Con el caudal que llevaba, no tuvimos ningún problema y disfrutamos mucho… pero con más caudal, es un barranco que no se puede hacer, pues en la zona estrecha se encauza mucho el caudal, y hay algún paso complicado (drosage, sifón,…).
Allí nos fuimos los cinco valientes, Sara, Rober, Marta, Alberto y Hannelore… y hasta se nos olvidó que el agua estaba fría.
Se nos olvidaron las cámaras, así que sólo os podemos enseñar fotos de la salida del barranco y de la costeraaaaaaaaaaaaa de subida que hay para llegar de nuevo a los coches (…para la subida nos salió el sol…qué suerte tuvimos!). Nos costó unas cuatro horas,… pero porque nos hicimos un book de fotos en la salida 😉.
Un día bien majo. Impresionantes las vistas de Amán y San Miguel desde abajo, nadando por las badinas. Bien buenos los madroños que nos comimos a la salida, un barranco precioso y en buena compañía. Acabamos comiendo algo de lo nuestro en Ipiés, en una mesica que había visto Marta a la subida.
Gracias a Lalos y Fernan que nos asesoraron y animaron para hacer este barranco.
Gracias a Rober por buscar todas las posibilidades por si llovía en esa zona o en la otra, o en la de más allá y estar siempre ahí.
Salud y amor para todos… nos vemos en el monte y en los barrancos.
Alberto y Hannelore
                                                                                                        

Deja un comentario





Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies